Refractómetros de mano

Con la serie HR, Krüss ofrece más de 20 modelos de refractómetros de mano portátiles. Han sido desarrollados para determinar proporciones de mezclas y mediciones de calidad y cantidad para múltiples tareas de los más diferentes sectores.

Los refractómetros de mano son ideales para el uso rápido cotidiano. Son especialmente fáciles de usar y muy robustos. A través de diferentes escalas y funciones adicionales, hay disponibles refractómetros de mano perfectamente adaptados a muchos ámbitos de aplicación. Dependiendo del modelo, o bien se requiere agua destilada para la calibración o se suministra un pequeño bloque de calibración. Los refractómetros de mano se suministran en una cajita junto con unas tablas de conversión.

Para obtener más información sobre los precios y la disponibilidad de la serie HR de refractómetros manuales portátiles, póngase en contacto con su distribuidor Krüss más cercano, quien estará encantado de poder ayudarle.

PDF Las especificaciones técnicas las encontrará en la ficha de datos correspondiente disponible para descargar en la red.

Cuestiones básicas relativas al funcionamiento de los refractómetros

Cuando se sumerge una cuchara o un pajita en agua, parece que están curvadas. Este fenómeno de refracción se puede observar a menudo y se explica por la velocidad diferente con la que la luz atraviesa la materia. Como es sabido, la velocidad de la luz es la velocidad mensurable más rápida del universo. En un vacío, la luz alcanza casi 300.000 km por segundo. No obstante, no es tan conocido el hecho de que una densidad mayor del medio reduce dicha velocidad. Así pues, el aire, por ejemplo, reduce esta velocidad tan solo en aprox. 90 km por segundo, mientras que el vidrio reduce en un tercio la velocidad de la luz, es decir a aprox. 200.000 km por segundo.

La relación entre la velocidad de la luz en el vacío (llamada c) y la velocidad del medio analizado es el índice de refracción. Dado que el aire tan sólo provoca una pequeña desviación, su índice de refracción es de aprox. 1 (1,0003). El vidrio tiene un índice de refracción de aprox. 1,5 nD (nD es la denominación habitual). Un índice de refracción es siempre mayor que 1.

La medición del índice de refracción de un material proporciona información relevante sobre la composición, especialmente si, además, se tienen en cuenta otros factores conocidos. En un proceso industrial, resulta muy sencillo controlar continuamente el nD y sirve para estimar la concentración de una solución o la proporción de sustancias sólidas.

Así pues, por ejemplo, el agua pura a 20 °C tiene un índice de refracción de 1,333 nD, mientras que una solución Brix de azúcar y agua tiene un índice de refracción de 1,39986. La variación del índice de refracción en relación con la temperatura permite a los analistas determinar la composición exacta de la muestra.

En la gemología, se puede determinar la identidad y el valor de una piedra preciosa midiendo su índice de refracción. En la viticultura, los valores Oechsle se pueden determinar fácilmente empleando un refractómetro adecuado. De esta manera, la refracción de una cuchara sumergida en agua, un fenómeno conocido por todos, constituye una buena herramienta de análisis en muchos procesos industriales.

Refractómetro de mano portátil
Refractómetro de mano portátil

Refractómetro de mano portátil
Refractómetro de mano portátil

Refractómetro de mano portátil
Refractómetro de mano portátil