Historia de la empresa A.KRÜSS Optronic

A.KRÜSS Optronic lleva nada menos que 200 años escribiendo una historia repleta de éxitos. Esta empresa familiar ha sabido aprovechar ese tiempo y ha participado en el vertiginoso desarrollo de la tecnología, la ciencia, la óptica y la mecánica de precisión.

Martina Krüss-Leibrock y Karin Leibrock

Martina Krüss-Leibrock y Karin Leibrock

Los laboratorios de la compañía en Hamburgo han visto nacer una increíble variedad de dispositivos ópticos de alta precisión y otros equipos. Muchos de ellos han desempeñado labores de gran importancia en los cinco continentes. Hoy prácticamente nadie conoce estos dispositivos, pero sí a sus múltiples sucesores. Volvamos, sin embargo, a los inicios de la empresa, allá por el año 1796, al primer taller óptico del optomecánico Edmund Gabory.

Poco después de concluir su excelente formación con el óptico Ramsden en Londres, donde la mecánica de precisión vivía una etapa de auge, se traslada a la ciudad comercial y portuaria de Hamburgo. Allí hace su carrera profesional este optomecánico de enorme talento, que alcanza el éxito con su negocio. Tras el fallecimiento de Gabory en 1813, su viuda, Mary, y su hijo, Edmund Nicolas, se hacen cargo de la empresa. En 1823 la hija de Gabory, Mary Ann, contrae matrimonio con Andres Krüss.

Grand Prix, Exposition Universelle de 1900

El enlace supone no solo la unión de los apellidos Gabory y Krüss, sino la combinación de los conocimientos comerciales hanseáticos, la tradición y la visión de futuro con la mecánica de precisión y la óptica. También Andres Krüss, que dirige la empresa Gabory junto con su cuñado, Edmund Nicolas, logra el éxito y hace frente a la creciente demanda de instrumental náutico con la venta de cartas marinas. En esta época florece el comercio con Suecia, Noruega, Dinamarca y ultramar. En 1844 Andres Krüss funda su propia empresa: el Instituto Óptico A. Krüss. En 1848 Andres Krüss muere víctima de una epidemia de cólera. Su viuda asume el mando del negocio, que traspasa en 1851 a sus hijos, Edmund Johann y William Andres.

Microscopio histórico

Microscopio histórico

En 1859 Edmund Johann Krüss crea un taller adicional para el esmerilado de lentes. Además de objetivos fotográficos, pronto comienza a producir microscopios y proyectores fenaquistiscópicos. También abre un estudio de fotografía para demostrar la calidad de sus objetivos fotográficos. En la Exposición Universal de Londres de 1862, sus objetivos obtienen el primer premio. En 1865 Krüss patenta su célebre “Linterna Mágica”.

Microscopio histórico

Microscopio histórico

En 1886 la empresa de E. Gabory, aún en funcionamiento, se fusiona con el Instituto Óptico A.Krüss. Dos años más tarde Hugo, hijo de Edmund Krüss nacido en 1853, toma el timón de la empresa tras su excelente formación en los talleres ópticos-astronómicos de Steinheil en Múnich. En esta etapa se consiguen innovaciones e invenciones técnicas y comienza el esplendor de la empresa familiar. Hugo Krüss abre nuevos caminos en la fotometría teórica y práctica. Su manual de fotometría electrotécnica se convierte en la base de esta especialidad. Como presidente de la Sociedad Alemana de Mecánica de Precisión y Óptica, Hugo Krüss, designado catedrático en 1917 por el Senado de Hamburgo, defiende frente al Gobierno del Reich la adopción de nuevos aranceles. Este naturalista apasionado organiza jornadas sobre mecánica y ocupa numerosos cargos honoríficos.

Microscopio histórico

Microscopio histórico

En 1904 ya había entrado a formar parte de la empresa familiar Paul Krüss, de solo 24 años, hijo de Hugo Krüss. Este maestro de artesanía doctorado asume la dirección de la compañía desde 1920 y la guía durante la Segunda Guerra Mundial y la reconstrucción. La ciencia internacional le fascina tanto como la luz. ¿Cómo actúa este algo misterioso sobre la materia? Paul Krüss no solo contribuye de forma decisiva al análisis de espectros y a la fotometría, sino que idea y fabrica dispositivos necesarios para estas especialidades, entre otros, de para la enseñanza en los colegios. El apellido Krüss es ya indisociable de la tecnología de medición óptica.

Andres Krüss, ingeniero nacido en 1915, se convierte en la sexta generación de socios de la empresa en 1946. El trabajo perseverante y el milagro económico alemán proporcionan a la compañía nuevos mercados y clientes. En 1976 muere Paul Krüss a la edad de 96 años. Nadie antes que él había dirigido el destino de la empresa familiar durante tanto tiempo.

Desde 1980 Martina Krüss-Leibrock, hija de Andres Krüss y perteneciente a la séptima generación, está a cargo A.KRÜSS Optronic GmbH. En 2005 se incorpora su hija Karin Leibrock a la dirección empresarial como octava generación. Desde finales de 2013, Thomas Schmauck colabora como gerente.
En la actualidad la empresa goza de renombre internacional gracias a sus instrumentos de medición ópticos de máxima precisión.
No es frecuente encontrar empresas que combinen la tradición de la mecánica de precisión artesanal y la tecnología electrónica más moderna, de manera tan perfecta.